Cannabis de uso no médico

Pautas de reducción de riesgos

Reducción de todo riesgo

Reducción de todo riesgo

Al igual que con cualquier comportamiento arriesgado, la forma más segura de reducir los riesgos es evitar por completo dicho comportamiento. Lo mismo ocurre con el uso de cannabis.

Recomendación 1

La forma más efectiva de evitar cualquier riesgo generado por el consumo del cannabis es abstenerse de usarlo. Aquellos que deciden usarlo deben saber que incurren en una variedad de riesgos sanitarios y sociales adversos, agudos o de largo plazo. Estos riesgos variarán su probabilidad y severidad según las características del usuario, las cualidades del producto utilizado y los patrones de uso del mismo. Por eso los riesgos pueden no ser los mismos para un usuario y para otro, o para un episodio de consumo y otro.